¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

Actualizado: sep 2

Ritmo de vida, estrés, sedentarismo, malos hábitos nocturnos… son miles los signos que frecuentemente la sociedad normaliza en su día a día, que si además sumamos a los trastornos que nos ha traído la pandemia del COVID, ha provocado que sea más habitual encontrarnos en consulta síndromes como el que traemos hoy, el síndrome bruxista.

En la consulta del dentista, o del especialista maxilofacial, se nombra con facilidad, preguntando si el paciente aprieta la boca o le han dicho alguna vez si se lo han dicho. Pero sabemos exactamente qué es? Has entendido sus explicaciones y las razones por las que ocurren? Pues vamos allá.

¿Qué es?

El bruxismo es actividad muscular involuntaria e inconsciente, catalogada dentro de las para funciones, o lo que es lo mismo, actividades sin un fin concreto. Conlleva que la musculatura masticatoria se active, apretando la mandíbula incluyendo, o no, el rechinar dental.


¿Cuáles son las causas por las que aprieto los dientes?

Las causas son multifactoriales, y van desde un origen primario como son los factores psicosociales que hemos nombrado antes (el estrés o la ansiedad), o factores secundarios de origen interno o endógeno (forma de oclusión, morfología facial, y/o factores mentales) y de origen externo o exógeno (fármacos, drogas, alcohol). Si observamos, cada uno de los factores que hemos nombrado pueden alterar los estados de estrés y ansiedad de las personas. Cabe decir, que los factores primarios son menos habituales en gente joven, y aumentan la prevalencia en gente más adulta los factores secundarios.


¿Qué tipos de bruxismo hay y porqué se produce?

También debemos hablar que existe el bruxismo diurno y el nocturno. El primero se relaciona más con apretar pura y simplemente la mandíbula con fuerza de forma mantenida contactando las piezas dentales, lo que se denomina como apretamiento concéntrico, y es el más “consciente” de los dos, ya que las personas que lo sufren acaban por darse cuenta. En cambio, el nocturno se asocia más al rechinamiento, apretamiento excéntrico constante o no, y nos lo suele decir la persona que duerme a nuestro lado. La prevalencia es de que por cada 3 pacientes nocturnos, uno de ellos también es diurno.


¿Cómo se diagnostica este problema de la mandíbula?

Para diagnosticar el bruxismo no nos podemos fijar en un signo únicamente, ya que al ser multifactorial y con diferentes clasificaciones o diferenciaciones, encontramos varios signos y síntomas. Como hemos dicho antes, habitualmente el diagnóstico inicial lo realiza un especialista bucal, y el signo más común son las lesiones dentales. Pero también podemos observar otros signos característicos, como el aumento de tamaño de la musculatura masticatoria, aparición de lesiones intrabucales (llagas o líneas blancas) y la forma de los dientes en la lengua. Pero también encontramos síntomas, como el dolor muscular mandibular y/o articular, fatiga masticatoria y dolor sensitivo dental.


Por tanto, debemos ver el bruxismo no sólo como un trastorno, sino también como un factor de riesgo de si misma y otras patologías, por lo que hay que saber escuchar a los pacientes para adecuar el diagnóstico y el tratamiento de cada paciente..


¿Existen pruebas diagnósticas para valorar esta patología de ATM?

¡Claro que si!

El diagnóstico definitivo del bruxismo debería ser confirmado finalmente con la realización de pruebas diagnósticas consistentes en una electromiografía de la musculatura masticatoria, y de una polisomnografia cerebral para observar la actividad cerebral nocturna.


¿Cómo puedo solucionar este problema que me duele al masticar o me bloquea la mandíbula?

Finalmente, el tratamiento históricamente más habitual que se ha realizado sobre el bruxismo ha consistido en férula de descarga muscular y tratamiento farmacológico, siendo tratamientos dispares, poco actualizados y mal estructurados.

1- El primero no muestra una eficacia para evitar el bruxismo, pero sí que da unos grandes beneficios articular, muscular y de protección dental.

2- El segundo, de mucho mayor acceso, difiere sobre el especialista médico que diagnostica, ya que suelen derivar desde ansiolíticos (de mayor efectividad demostrada) hasta antipsicóticos.


Asimismo, debemos decir que actualmente, con la gran incidencia de las redes sociales, la aparición de infiltraciones de toxina botulínica (bótox) está provocando un gran incremento de la demanda por este tratamiento, que no deja de ser un tratamiento paliativo con efectos caducos.


¿En que factores de los que afectan a una persona bruxísta es más importante la fisioterapia?

Además, antes hemos explicado que uno de los factores que pueden provocar más bruxismo son los factores secundarios exógenos, donde se encuentran los fármacos.

Es en este preciso momento, es donde la fisioterapia cobra una mayor importancia.

Sus tratamientos bidireccionales y reversibles, unidos a la progresión de la mano del paciente, y en colaboración con otros profesionales de la salud, hace que sus beneficios tengan un menor coste económico y una mayor eficacia. Estamos hablando de tratamientos consistentes en el concepto biopsicosocial, consistente en el paradigma cognitivo-conductual, aprendizaje motor orofacial, imaginería motora y entrenamiento de observación de acciones.


¿Cómo podemos solucionar una disfunción de la ATM?

En Fisio.Zaragoza podrás encontrar tratamientos que van desde los la rehabilitación clásica consistente en terapia manuales intraorales y extraorales, punción seca, neuromodulación, etc; hasta técnicas más actuales como terapia en espejo, observación de acción, ejercicios con representación visual y virtual con control motor e imaginería motora, etc. Pero todas estas terapias serán basadas en cada una de las diferentes características que muestre el bruxismo en los pacientes.


Aquí algunos remedios "caseros" para ayudarte con tu problema de mandibula...


te vamos a dar unos tips de autoevaluación y tratamiento que puedes realizar si tienes dolor mandibular y desgaste dental:

- Saca la lengua y observa si tus dientes están marcados. Si es así realizas demasiada presión con ella sobre los dientes. Observa si dentro de tu boca, en los carrillos, tienes una línea blanca muy perfecta que va hacia las comisuras de los labios. Y ya que estamos, tienes demasiadas gritas labiales y se te secan en exceso? Pues todo ellos son algunos signos que nos podrían llevar a pensar que estás padeciendo bruxismo, y además lo estás acentuando con la musculatura facial.

- Como tratamiento fácil, simple y básico puedes ir masajeándote la cara, tanto en sentido descendiente como ascendiente, a la vez que abres la boca.

También puedes abrir la boca, delante de un espejo, intentando que sea de una forma recta, ejerciendo un control motor sobre el gesto. Y si además, lo intentas hacer con ojos cerrados un par de veces antes estarás modificando el patrón motor cerebral y realizando una imaginería motora.


Estos son algunos de los ejemplos más sencillos que te podemos explicar desde un blog, pero lo que podemos llegar a hacer con un paciente va mucho más allá de lo que aquí te contamos, por lo que si quieres olvidarte de una vez por todas del bruxismo, o quieres a un profesional que te acompañe en el proceso de recuperación y te guie con otros profesionales a conseguirlo, no dudes en contactar con nosotros.





AUTOR: XAVI DE MIGUEL

ESPECIALISTA EN FISIOTERAPIA DE ATM y CRÁNEO


48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo