top of page

Dorsalgia: tratamiento del dolor de espalda media y alta 👩‍💻

La dorsalgia, también conocida como dolor dorsal, es una molestia que afecta la región media de la espalda, específicamente la zona entre los omóplatos. Este dolor de espalda media puede surgir debido a diversas causas, como malas posturas, tensiones musculares, lesiones o incluso el estrés diario. Aunque la dorsalgia no suele ser tan frecuente como el dolor lumbar (afecta aproximadamente al 50% de la población adulta, mientras que la lumbalgia llega al 80%), puede impactar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen.

dorsalgia

En este artículo examinaremos la importancia de la fisioterapia como un enfoque integral para el tratamiento de la dorsalgia, destacando la necesidad de una atención personalizada que considere tanto los síntomas como las causas. ¡Sigue leyendo!


Dolor de espalda media: la dorsalgia


La dorsalgia se refiere a cualquier dolor que el paciente pueda experimentar en la zona dorsal. No podemos hablar de síntomas de la dorsalgia puesto que no se trata de una enfermedad, sino que es un síntoma en sí misma... Sin embargo, podemos decir que la dorsalgia se suele manifestar de la siguiente forma:

  • Dolor de espalda media o alta, aproximadamente a la altura de los omóplatos. Se sitúa en la zona de la columna que coincide con la región torácica.

  • Tensión en la parte superior de la espalda.

Este malestar puede irradiar hacia los hombros y el cuello, generando incomodidad. Se trata de un dolor sordo que aumenta generalmente en reposo y a última hora del día, y mejora al aplicar presión. En ocasiones se siente como un dolor entre omóplatos o justo debajo de ellos, simétrico o asimétrico.


¿Se parece a tu sensación? Te queda mucho artículo por leer, pero... dejamos a tu disposición un formulario totalmente gratuito para que nos cuentes tu caso. ¡Un especialista lo evaluará y te adelantará un posible plan de tratamiento!


Tipos de dorsalgia


Hay dos grandes clasificaciones para la dorsalgia:

  • Dorsalgia funcional:

    • Dorsalgia mecánica: ocurre cuando la zona se encuentra en movimiento o activa.

    • Dorsalgia inflamatoria: sucede en reposo.

  • Dorsalgia estructural:

    • Dorsalgia rígida: personas de avanzada edad, con artrosis.

    • Dorsalgia flexible: personas con poca curvatura en la columna.

En cualquiera de estos casos, podremos clasificar el dolor como dorsalgia crónica cuando persista por un periodo de tiempo prolongado.


Causas de la dorsalgia


La región dorsal se compone de diversas estructuras musculares, lo que complica la tarea de localizar el o los orígenes del dolor.

Considerando esta complejidad, existen diversas causas que pueden ser responsables de contracturas y molestias en la zona dorsal:

  • Malas posturas: Mantener una posición incorrecta durante períodos prolongados de tiempo puede causar dolor de espalda en la parte alta.

  • Sobrecarga muscular: Actividades que implican levantar objetos pesados o realizar movimientos repetitivos pueden tensionar los músculos dorsales.

  • Estrés y ansiedad: La tensión emocional puede manifestarse físicamente en forma de dolor dorsal.

  • Lesiones: Accidentes o traumatismos pueden dañar los tejidos de la espalda, provocando dolor.

  • Exposición al frío: Durante el invierno, es común que los músculos se contraigan a causa del frío. Esto causa contracturas dolorosas.

  • Malformaciones de la columna: Pequeñas desviaciones en la columna vertebral, como las ocasionadas por la escoliosis, pueden ser responsables del dolor en la espalda. Este malestar puede intensificarse si la deformidad se agrava con el tiempo. Es esencial buscar la orientación de un especialista para controlar la progresión de la escoliosis o cualquier otra deformidad de la columna.

  • Hernias discales: El desgaste de los discos vertebrales puede dar lugar a espolones óseos y roce entre las vértebras, generando dolor en la zona afectada. Un adecuado seguimiento médico es crucial para abordar y gestionar este tipo de problemas.


Las causas de tu dorsalgia solo las puede determinar un profesional especializado, como sería el caso de un fisioterapeuta. Si quieres, puedes rellenar el formulario que ponemos a tu disposición para que un especialista en columna te anticipe un plan de tratamiento.


Dorsalgia: tratamiento para curar el dolor de espalda


La fisioterapia juega un papel crucial en el tratamiento de la dorsalgia, abordando tanto los síntomas como las causas subyacentes. Algunas estrategias comunes incluyen:

  • Evaluación y diagnóstico: Un fisioterapeuta realiza una evaluación detallada para identificar la causa del dolor y diseñar un plan de tratamiento personalizado.

  • Ejercicios de fortalecimiento: Se prescriben ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura.

  • Trabajo de movilidad: El trabajo de movilidad incluye ejercicios y técnicas para mejorar la amplitud de movimiento en articulaciones y músculos, esencial en rehabilitación, prevención de lesiones y optimización del rendimiento deportivo.

  • Diatermia INDIBA: La diatermia utiliza corrientes de alta frecuencia para generar calor en tejidos profundos. Mejora la circulación, relajando músculos y reduciendo la inflamación.

  • Punción seca: La punción seca implica la inserción de agujas delgadas en puntos gatillo miofasciales. Alivio del dolor, mejorando la función muscular y restaurando el rango de movimiento.

  • Ganchos: La terapia de ganchos utiliza instrumentos especializados para aplicar presión controlada en tejidos blandos. Rompe adherencias, mejorando la circulación y reduciendo la tensión muscular en problemas musculoesqueléticos.

  • Terapia manual: El fisioterapeuta puede utilizar técnicas manuales, como el masaje terapéutico, para aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación.

Además, es crucial recordar que la rehabilitación desempeña un papel fundamental en la recuperación integral. El paciente no está recuperado hasta que haya completado la rehabilitación recomendada por su traumatólogo o fisioterapeuta especializado.


Cómo evitar el dolor de espalda


Además del tratamiento, adoptar hábitos saludables puede prevenir la aparición de dorsalgia:

  • Mantener una buena postura.

  • Realizar pausas y estiramientos de espalda media durante actividades sedentarias.

  • Practicar ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad de manera regular.

¡Te dejamos aquí una rutina muy útil para tratar el dolor de espalda!


En conclusión, la dorsalgia no debe subestimarse, y buscar la ayuda de un fisioterapeuta es fundamental para un tratamiento efectivo. La combinación de fisioterapia y cambios en el estilo de vida marca la diferencia en el tratamiento y la prevención de la dorsalgia. ¡Cuida de tu espalda para disfrutar de una vida saludable y libre de molestias!



Si necesitas un fisio, puedes ponerte en contacto con nosotros y solicitar una cita...

¡Pero no olvides que también tenemos a tu disposición un FORMULARIO GRATIS con el que estudiaremos tu caso y te adelantaremos un plan de tratamiento!

21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page