Dolor en la planta del pie al pisar: causas y tratamiento de la fascitis plantar

¿Sientes un dolor agudo en la planta del pie, cerca del talón? ¿Se trata de un dolor al pisar que se vuelve más intenso después de pasar mucho tiempo de pie o cuanto te levantas tras estar sentado? Podría tratarse de fascitis plantar, una patología muy habitual que combatimos a menudo a través de la fisioterapia. Sigue leyendo para conocer sus causas, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la fascitis plantar?

La fasciosis plantar o fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar, una banda de tejido conectivo grueso que une el talón con los dedos del pie. Produce un dolor punzante que suele aparecer durante los primeros pasos de la mañana, más intenso tras pasar mucho tiempo de pie o al levantarse después de estar sentado.

Se trata de una patología muy común en corredores y personas con sobrepeso, pero cualquier persona puede desarrollar una fascitis plantar si se dan algunos de los factores que favorecen la inflamación.



Causas de la fascitis plantar

La inflamación de la fascia plantar se produce por las tensiones constantes que se generan sobre ella, sobrecargándola y dando lugar al dolor punzante que la caracteriza. Otros síntomas son la impotencia funcional o la sensibilidad excesiva en la zona de la planta del pie cerca del talón.

Algunos de los factores de riesgo que podrían provocar fasciosis plantar son:

  • Uso de un calzado inadecuado.

  • Sedentarismo.

  • Edad avanzada.

  • Sobrepeso.

  • Mala orientación del dedo gordo del pie (hallux).

  • Acortamiento de la musculatura posterior de la pierna.

  • Limitación de la movilidad de tobillo.

  • Mala adaptación en las cargas de entrenamiento.

Solía pensarse que esta patología era producto de un espolón en el talón, pero recientes estudios han demostrado que no es así: el espolón puede observarse en personas con y sin fascitis plantar.

¿Cómo son los síntomas de la fascitis plantar?

La aparición de los siguientes síntomas podría indicar que nos encontramos ante un caso de fasciosis plantar:

  • Dolor en la zona central del talón: La mayoría de los pacientes con fasciosis plantar declaran sentir un dolor intenso y agudo en la parte central del talón, especialmente al levantarse por la mañana, o después de haber permanecido sentados o parados durante un cierto tiempo. La molestia suele acentuarse al subir escaleras o al realizar actividad física intensa.

  • El dolor en el talón también puede ser sordo, y puede estar acompañado de sensación de ardor o dolor en la planta del pie.

  • Hipersensibilidad e hinchazón en la planta del pie, cerca del talón.

  • Enrojecimiento y calor en el talón: Todos los síntomas de la fasciosis plantar se asocian con el proceso inflamatorio de los tejidos de la zona. Los micro-traumatismos en la fascia plantar pueden provocar edema, lo que causa enrojecimiento y calor en el talón o en toda la planta del pie.

  • Tensión en la planta del pie que puede ascender al tendón de Aquiles y a la musculatura de los gemelos, acompañada de sensación de tensión y rigidez en la planta del pie, debido a la inflamación y el edema de los tejidos. Puede confundirse con una tendinopatía aquílea.

  • Los síntomas de la fasciosis plantar pueden aparecer poco a poco o repentinamente tras realizar actividad física intensa.


¡PAUSA DE REFLEXIÓN!

ES POSIBLE QUE TE HAYAS SENTIDO IDENTIFICADO CON ESTE TEXTO.

SI ES ASÍ Y NECESITAS MÁS INFORMACIÓN, TE INVITO A QUE NOS HAGAS TODAS LAS PREGUNTAS QUE QUIERAS...


👇👇👇



¡SEGUIMOS!


¿Cómo se llega al diagnóstico de fascitis plantar?

Se diagnostica normalmente basándose en el historial del paciente y examen físico. A través de este examen se determina la fase en la que se encuentra la fascitis plantar del paciente.

El fisioterapeuta puede realizar una técnica de imagen como es la valoración ecográfica para observar cambios morfológicos que se han producido en el tejido de la fascia plantar.

También el diagnostico se debe complementar con un estudio biomecánico de la marcha para ver si la fasciosis está relacionada con su forma de pisar. Si este es el caso se derivará posteriormente a podólogo.



¿Cómo se quita el dolor de la fascitis plantar?

Desde el punto de la fisioterapia, tenemos muchas herramientas para combatirla. Para ello se realiza una historia clínica, acompañada de una exploración y un razonamiento clínico.


¿Qué terapias para la fascitis plantar utilizamos en fisioterapia?

  • Ejercicio terapéutico y reeducación: Modificar la actividad, evitar el reposo absoluto y realizar un programa de ejercicios con aumento de carga progresiva es lo más importante para recuperar una inflamación en un tendón.

  • Ondas de choque: Reduce el dolor, regenera tejidos afectados y fragmenta las calcificaciones y la fibrosis.

  • Técnicas invasivas: EPI (electrólisis percutánea tisular) y neuromodulación, con el objetivo de reparar el tejido dañado, disminuir el dolor y mejorar el control neuromotriz (mejora de la movilidad).

  • Terapia manual, masaje, crioterapia y vendaje funcional.

¿Cuáles son los objetivos del tratamiento de fisioterapia para la fasciosis plantar?

  • Reducir los niveles de dolor.

  • Restaurar el rango de movimiento en el pie y tobillo.

  • Identificar cualquier patrón biomecánico alterado.

  • Mejorar la flexibilidad en la extremidad anterior.

  • Analizar la marcha y la carrera.

  • Programación de ejercicios.

  • Prevención para evitar recaídas.

Remedios caseros para eliminar la fascitis plantar

Os mostramos una serie de ejercicios clave para manejarla desde el punto de vista de la terapia física y la rehabilitación.


Ejercicios de automovilización

Coloca tus manos en los extremos del antepié de tal manera que el pulgar quede en el empeine y los dedos por debajo de la planta del pie. Desde ahí ejerce presión con los pulgares hacia fuera y con los dedos hacia arriba, moldeando el arco anterior del pie. Así contribuimos a aliviar la tensión de la fascia plantar en la inserción en los dedos de los pies. Realiza unas 8 movilizaciones.

Ejercicios para aliviar los síntomas de la fascitis plantar

Como si fuera un separador de dedos, coloca los dedos de tu mano entre los espacios que hay entre los dedos de los pies. La mano contraria sujeta el talón. Desde ahí, la mano que está en el antepié moviliza los dedos hacia arriba y abajo, buscando mejorar el recorrido articular de los mismos. Repite el ejercicio 10 veces.

Ejercicios para aliviar los síntomas de la fascitis plantar

Una mano sujeta el antepié mientras con la otra realiza tracciones previas a la movilización de flexión y extensión de cada falange (llevar seguido de la tracción el dedo hacia arriba y hacia abajo). Realiza entre 4 y 6 tracciones por dedo.

Ejercicios para aliviar los síntomas de la fascitis plantar


Una mano a antepié y otra en el retropié, buscamos dar movilidad a ambas estructuras como si se tratase de escurrir una bayeta. Por ejemplo, la mano del antepié se mueve hacia el interior del pie y la mano que va al calcáneo se mueve llevando el talón hacia fuera. Realiza unas 8 movilizaciones.



Automasaje para la planta del pie

Colocamos una pelota de frontenis bajo la planta del pie y realizamos cambios de peso con el otro pie. Buscamos puntos de presión a lo largo de toda la planta que sean dolorosos y mantenemos ahí la presión unos segundos. Una vez encontrados puntos en la planta, podemos terminar colocando la pelota debajo del talón, es otro punto de inserción de la fascia plantar que también puede generar dolor). Presiona cada punto doloroso unas 10 veces.



Podemos utilizar un foam roller o rodillo miofascial y realizar pases por la musculatura del gemelo (localizada detrás de la pantorrilla) e isquiotibial (detrás del muslo). Esos pases nos ayudarán a relajar la musculatura de la cadena posterior de la pierna que podría estar acortada con una fasciosis plantar. Realiza unos 8 pases por zona.



Ejercicios de fuerza para el pie

Levanta el dedo gordo y deja el resto de los dedos en contacto con el suelo. Mantén esa contracción 5 segundos y descansa. Repite 8 veces.


Levanta los dedos 2-3-4 y 5 mientras el dedo gordo empuja al suelo. Mantén esa contracción 5 segundos y descansa. Repite 8 veces.


Sujeta con tus talones una pelota de frontenis y ponte de puntillas sin que se caiga la pelota. Mantén esa contracción 3 segundos y descansa. Repite 12 veces.



Estiramiento de fascia plantar: ¿cómo estirar la planta del pie?

Coloca los pies a la anchura de tus caderas (esto viene a ser una distancia de separación aproximada a colocar dos puños entre tus pies). Desde ahí lleva una pierna atrás intentando que el pie quede alineado, que el talón quede recto, evita que se meta hacia el interior. Flexiona la rodilla de la pierna adelantada buscando que se estire el gemelo de la pierna atrasada. Mantén el estiramiento unos 30-40 segundos. Puedes mantener tus antebrazos apoyados en la pared para ayudarte a mantener la posición.


Coloca una toalla debajo de los dedos del pie, mantén apoyado el talón en suelo y flexiona la rodilla hasta que encuentres tensión en la planta del pie y puede que en el gemelo. Mantén el estiramiento unos 30-40 segundos.


Fasciosis plantar: tratamiento médico

Tratamientos médicos:

  • Regenerar la estructura fibrosa de colágeno PRP.

  • Infiltraciones de corticoide.

  • Fármacos.

  • Quirúrgico: si no son eficaces el resto de opciones de tratamiento conservador se realiza una liberación de la fascia plantar.

Tratamiento podológico:

  • Análisis marcha: prescripción de plantillas en caso necesario.

  • Consejos sobre uso de calzado

SI QUIERES INCLUIR ESTOS CONSEJOS EN TU TRATAMIENTO, COMÉNTANOS TU CASO Y TE ASESORAREMOS PARA OFRECERTE LA MEJOR SOLUCIÓN.


👇👇👇



59 visualizaciones0 comentarios