top of page

INDIBA y diatermia ♨️🌡️ Qué es, tratamiento y opiniones desde la fisioterapia

Actualizado: 24 nov 2023

Cuando nos enfrentamos a lesiones musculoesqueléticas, como esguinces, contracturas o tendinitis, es común buscar alternativas de tratamiento que aceleren nuestra recuperación. En este sentido, la diatermia INDIBA ha demostrado ser efectiva en el campo de la fisioterapia y la rehabilitación con su enfoque no invasivo y seguro. Esta terapia, basada en ondas de radiofrecuencia (RF) y calor localizado, se ha utilizado en fisioterapia para aliviar el dolor, mejorar la circulación sanguínea, drenar hematomas y promover la regeneración de los tejidos afectados.


En este artículo, exploraremos en detalle cómo funciona la diatermia INDIBA, los beneficios que brinda y cómo puede transformar el abordaje de una lesión musculoesquelética... ¡Incluso para tu suelo pélvico!


Sigue leyendo...


diatermia indiba

¿INDIBA y diatermia son lo mismo? ¿En qué se diferencian?


La INDIBA es una marca de diatermias, que son unas máquinas utilizadas en fisioterapia, rehabilitación y estética. Este tipo de dispositivos utilizan la radiofrecuencia como método de tratamiento. El objetivo es mejorar la circulación sanguínea, reducir la inflamación y el dolor, y promover la curación de los tejidos.


Este tipo de dispositivos de radiofrecuencia se utilizan para tratar una amplia variedad de problemáticas musculoesqueléticas, como puede ser:

  • Lesiones deportivas (esguinces, bursitis…).

  • Inflamación de tendones.

  • Dolores articulares.

  • Afecciones inflamatorias.

  • Disminuir la rigidez articular.

  • Mejorar la calidad del tejido.

  • Mediante la estimulación del flujo sanguíneo, aumento de la producción de colágeno, y reducción de la inflamación.


INDIBA en fisioterapia


La INDIBA funciona con electricidad: una corriente eléctrica se aplica mediante un electrodo de contacto directamente sobre la piel, y viaja hasta una placa de retorno que colocamos debajo del paciente, bajo la zona que estamos tratando.


Entre el electrodo y la placa se genera un campo eléctrico que produce calor (cuando usamos la máquina a altas intensidades), penetrando en los tejidos del cuerpo y produciendo una respuesta termorreguladora que dilata los vasos sanguíneos, aumentando el flujo de sangre.


La diatermia tiene además 2 tipos diferentes de radiofrecuencia, la capacitiva, y la resistiva. En ambos casos, el mecanismo de producción es el mismo, aunque tienen alguna diferencia entre ellos:

  • En la capacitiva, la corriente se acumula más cerca de electrodo, por lo que la temperatura se nota más cerca de la superficie de la piel.

  • En el resistivo, la corriente tiende a acumularse más lejos del electrodo, por lo que la temperatura se nota más hacia el interior del cuerpo.

    • Este electrodo, al no estar recubierto por ningún material, atraviesa el organismo con mayor facilidad y produce mayor efecto en los tejidos de más densidad.

Ambos tipos de radiofrecuencia pueden combinarse, pero la elección del tratamiento dependerá de la condición del paciente y de lo que su fisioterapeuta crea más oportuno. Además del tratamiento superficial, en diferentes tipos de patología del suelo pélvico puede que tengamos que hacer un tratamiento intracavitario con INDIBA. Esto es posible gracias a un electrodo resistivo con forma alargada, y de esta manera podemos tratar.


El número de sesiones que puedes necesitar de INDIBA o diatermia varía en función de la patología de la que se trate, de la evolución de cada persona y cómo reaccione su cuerpo. En todo caso, el tratamiento de una patología no debería basarse en el uso exclusivo de INDIBA. Se trata de una muy buena terapia que funciona en conjunto con otros tratamientos.


Contraindicaciones de la radiofrecuencia INDIBA


Aunque es un método seguro e indoloro, existen ciertos casos en los que no se recomienda usarlo:

  • Mujeres embarazadas.

  • Personas con heridas abiertas o quemaduras sin curar.

  • Pacientes con marcapasos o cualquier tipo de implante electrónico.

  • En personas con la piel sensible, como es el caso de pieles atópicas, puede ser que aparezca un picor o enrojecimiento que irá desapareciendo poco a poco.

En cualquier otro caso, la diatermia es simplemente una técnica muy útil que se utiliza en fisioterapia, medicina deportiva e incluso en el campo de la estética para tratar lesiones musculares, articulares, óseas o mejorar el estado de la piel mediante la aplicación de corrientes eléctricas de alta frecuencia.


Esta técnica puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la circulación sanguínea, siendo una opción de tratamiento segura y eficaz cuando se realiza correctamente por un profesional capacitado para ello.

90 visualizaciones0 comentarios
bottom of page