¿Qué productos de aseo necesita una persona con movilidad reducida?

Los accesorios de baño para personas con discapacidad o movilidad reducida son fundamentales para garantizar tanto la calidad de vida de la persona afectada como la de la persona que le asiste. La higiene es, al fin y al cabo, un pilar muy importante en la calidad de vida de todas las personas.

Beneficios de una buena higiene para la autoestima de las personas con discapacidad

La falta de higiene en personas con discapacidad puede provocar complicaciones médicas como úlceras, infecciones… además de incomodidad y aislamiento social.

Por el contrario, tener una rutina de higiene adecuada ofrece muchas ventajas:

  • Provoca una sensación de confort y mejora en el descanso

  • Estimula la circulación y favorece el movimiento articular

  • Mantiene la piel hidratada y en buenas condiciones

  • Disminuye la aparición de infecciones bacterianas

  • Elimina el exceso de sudor, suciedad y células muertas de la piel

Los accesorios de baño más útiles para personas con movilidad reducida

Es probable que a lo largo de nuestra vida tengamos que cuidar de personas cercanas con problemas de movilidad, que no puedan alcanzar algunas partes de su cuerpo o que se encuentren en cama de forma temporal o permanente. Quizás nosotros mismos nos encontremos en la situación de tener problemas de movilidad, y estemos leyendo este post para encontrar soluciones sencillas a nuestros problemas diarios.

Sea cual sea tu caso, no te preocupes. Estos son algunos de los productos que puedes utilizar para hacer de la higiene algo más fácil:

  • Jabones y champús no irritantes y para pieles sensibles

  • Cortaúñas especiales: pueden tener una lupa o luz para ver mejor, pueden estar fijados a la mesa…

  • Lavapiés, que se usa en personas que tienen problemas de movilidad en las piernas. Generalmente tienes tres zonas, y se podrá usar sentado o de pie:

  • Zona suave para hacer masajes.

  • Zona dura para lavar.

  • Zona con una piedra pómez para las durezas.

  • Esponjas con mango largo, muy útil para llegar mejor a la zona deseada sin tener que pedir ayuda.

  • Cepillos de pelo con mango largo.

  • Cepillos para uñas con ventosas: son útiles para personas que no tienen mucha fuerza en las manos.

  • Guantes como toalla: muy cómodos, porque se adaptan a tu mano para secar las partes del cuerpo de forma más sencilla.

  • Cremas hidratantes especiales para pieles sensibles. También existen aplicadores de crema con mango largo.

  • Sábanas inflables: permiten convertir la cama en una zona de aseo para la persona encamada.

  • Adaptadores de palancas para grifos, para alejar y acercar el grifo a la persona con movilidad reducida a la que estamos asistiendo.

  • Dispensadores de pasta de dientes y jabón, anclados a la pared y muy cómodos. Se pueden anclar a cualquier altura, por lo que se facilita mucho la higiene de personas en silla de ruedas.

  • Barras ancladas a la pared para que la persona pueda agarrarse a ellas y permanecer de pie mientras el cuidador le asea. Alternativamente, si el aseo se realiza sentado, puede comprarse una silla de ducha para personas con movilidad reducida.

  • Lavacabezas portátil, que se puede colocar en el lavabo para facilitar la postura del cuidador. Se usa, por ejemplo, para facilitar el aseo de personas que van en silla de ruedas. También existe el lavacabezas hinchable, que se usa para lavar el cabello de una persona encamada.

La mayoría de estos accesorios de baño son de plástico y resisten muy bien el agua. Suelen ser productos un poco más grandes de lo normal por lo que se necesitara mayor espacio de almacenamiento en el cuarto de baño o donde vayamos a guardarlos.



Ventajas de los accesorios de baño para personas con discapacidad

Algunas de las ventajas de usar este tipo de ayudas son:

  • Facilitan mucho la tarea al cuidador

  • En determinados productos como esponjas o cepillos con mango largo permiten que la persona pueda realizar determinadas tareas por sí mismo, lo que va a generar una sensación de autosuficiencia y bienestar.

  • Son materiales que no necesitan un excesivo mantenimiento, gracias a que suelen tener materiales que son fáciles de limpiar o de lavar.

Enfermera cuida a mujer mayor.

¿Cómo bañar a una persona con discapacidad?

Consejos de cómo realizar el aseo personal:

  • Realizarlo en un ambiente tranquilo y respetuoso, ya que es algo muy íntimo.

  • Asegúrate de que la temperatura de la sala donde se realice sea adecuada.

  • Mejor que sea siempre a la misma hora, para coger hábito.

  • El cuidador debe de tener claras las limitaciones de la persona dependiente, para saber en qué aspectos le tiene que ayudar y cuales puede hacer por sí mismo.

  • El cuidador debe estar atento al estado de la piel, los pies, las uñas para saber qué productos son los más adecuados para usar en ese momento.

  • Controla la temperatura del agua para que sea agradable.

  • Respeta el orden de lavado de las diferentes partes del cuerpo.

  • Seca bien la piel, sobre todo en pliegues, para evitar su irritación.

  • Ayúdale a vestirse si es necesario.

  • Mantén la habitación y la ropa de cama limpia y seca.

Consejos de seguridad para realizar el aseo personal:

  • Usar grúas si es necesario para mejorar la comodidad del paciente y del cuidador

  • No realizar movimientos bruscos que puedan asustar a la persona o puedan desconectar vías o sondas.

  • No dejar solo en ningún momento a la persona si está de pie o pedirle que se agarre a algo estable para evitar caídas

  • Colocar ventosas antideslizantes para evitar que se resbale

  • Tener sitios estables donde poder agarrarse como por ejemplo barras ancladas a la pared.

  • Si la higiene la realizamos en una silla de ruedas adaptada, poner el freno antes de comenzar.

  • Si la persona tiene alguna patología neurológica, no la dejes sola con determinados objetos. Puede lesionarse.


¿En qué orden lavo las distintas partes del cuerpo?

Es importante respetar el orden de lavado de las diferentes partes del cuerpo. Aquí os presentamos un orden lógico y sencillo para ayudar al aseo de personas con movilidad reducida:

1. La cara (ojos, boca, oído, nariz y cuello)

  • Para limpiar los ojos usaremos gasas y suero. Cada ojo se limpiará con una gasa diferente. Quitaremos las legañas y la suciedad, evitando tocar la zona conjuntiva, y los secaremos con cuidado y sin frotar.

  • ¿Sabes cómo lavar la boca a un anciano encamado? ¿Y a una persona inconsciente? La higiene bucal diaria es fundamental para evitar la aparición de posibles problemas de salud.

  • Si la persona está consciente, se recomienda cepillar los dientes arriba y abajo por ambas caras y acompañarlo de un enjuague bucal.

  • Si la persona está inconsciente, colocaremos una gasa en un depresor, lo aplicaremos por la boca, secaremos los labios y los hidrataremos con vaselina.

  • Si lleva dentadura, esta se retira, se cepilla, y la boca se limpia con una gasa.

  • Para limpiar el oído de una persona con discapacidad, evitaremos meter bastoncillos en el conducto auditivo, porque podemos favorecer la formación de tapones. Se recomienda limpiar el oído con una gasa mojada con agua y jabón.

  • En el caso de la nariz, si hay mucha congestión, se recomienda hacer lavados con suero. Si simplemente quieres limpiar el exterior, será suficiente con una gasa húmeda.

2. Hombros, brazos, axilas y manos.

  • Si tienes que cortar las uñas, ponlas en remojo unos minutos para que se ablanden un poco y sea más sencillo cortarlas. ¡Sigue la forma natural de la uña en el caso de las manos! No es momento de ponerse creativo.

3. Pecho y abdomen

4. Piernas y pies.

  • Si tienes que cortar las uñas de los pies, la forma más adecuada es en línea recta.

5. Espalda y nalgas.

  • Coloca a la persona primero de un lado y luego del otro. ¡Debes lavar ambos costados!

6. Zona genital

  • Lava siempre de delante hacia atrás. Puedes usar toallitas húmedas.

7. Cabello

  • Puedes usar lavacabezas portátiles. Son cómodos y no pesan nada.

Hay que prestar especial atención a las manos y los pies, sobre todo a la planta de los pies y los espacios entre los dedos. Es importante tenerlos limpios y bien hidratados para evitar durezas, heridas o descamaciones.

Y con estos datos, ¡ya estás listo para cuidar de tu paciente o de un ser querido que lo necesite! No olvides que puedes escribirnos con cualquier consulta. Estaremos encantados de ayudarte.

86 visualizaciones0 comentarios